El área donde más controles se hacen, es con toda certeza la cocina, donde la higiene y la limpieza son de una importancia fundamental para la búsqueda de la excelencia y poder ofrecerla a los clientes finales. Las formulas estudiadas para garantizar la seguridad en el área alimentaria nos garantizan la higiene y desinfección en todas aquellas superficies en contacto directo con los alimentos.